MORTEROS SAN MARCOS

SISTEMA SATE, MORTEROS ESPECIALES

EPS Placas de Poliestireno expandido


Los requisitos mínimos para los paneles de espuma  de poliestireno expandido los define la norma UNE – EN 13163 y deben poseer el marcado CE correspondiente.

A pesar de que hay otros materiales aislantes con los que se pueden realizar los llamados SATE, el 95% de los ejecutados en toda Europa, se realizan con poliestireno expandido ¿Por qué? La tendencia es pensar que es un aislamiento económico, pero en realidad es que además de económico es el que técnicamente lleva funcionando mejor en todas las fachadas de Europa, tanto en países fríos como en países templados más de 15 años. Exponemos las propiedades del EPS que avalan estas razones técnicas:

- Estabilidad Dimensional. Por la particular estructura celular del EPS y su fabricación, tanto en bloque como en moldeo, una vez estabilizado convenientemente, el material mantiene sus dimensiones estables a pesar de los cambios bruscos de temperatura que sufre la fachada. Esta estabilidad dimensional, marca la diferencia con otros materiales aislantes plásticos, que al fabricarse en línea (en vez de en bloque o moldeo) tienden a modificar sus dimensiones con el tiempo.

- Resistencia a la humedad. Al estar compuesto por celdas cerradas, el EPS no se ve afectado por el agua de lluvia que accidentalmente pueda llegar a estar en contacto con el material, tanto en su embalaje como en su colocación, no así otros materiales que absorben la humedad y esto perjudica a su conductividad y durabilidad si no se secan correctamente antes de su colocación. Lo mismo ocurre con el agua de amasado del mortero, tanto del adhesivo como el revestimiento. El EPS resiste perfectamente la humedad hasta que esta agua de amasado se evapora.

- Adherencia. Incluso en planchas moldeadas (que suelen tener una superficie menos rugosa) la adherencia de todos los materiales del sistema es excelente (tanto el adhesivo como el revestimiento). No ocurre igual con otros aislantes plásticos que por la “Piel de extrusión” que tiene a la salida de su fabricación debe ser especialmente tratado (con una eliminación de esta capa) para que pueda tener una adherencia adecuada.

- Bajo peso. Como es ampliamente conocido, el EPS es un producto muy ligero lo que facilita su manipulación y colocación. Del mismo modo no sobrecarga la fachada, por lo que le hace idóneo para rehabilitación. Además ahorra fijaciones y adhesivo.

- Capacidad de moldeo. La capacidad del EPS para moldearse, única entre todos los materiales aislantes, hace que se puedan diseñar piezas especiales para zonas de encuentro, placas texturada, perforadas, etc que mejoran la ejecución de los trabajos y la calidad del sistema. Unido a esto, la facilidad de manipulación y corte en obra, hace que las posibilidades de resolución de puntos singulares de la fachada sean mayores, dotando de mejor funcionamiento al conjunto.

- Durabilidad. El EPS no pierde propiedades térmicas con el tiempo. No se oxida, no pierde gases (porque solo contienen aire) y no envejece. Todas estas afirmaciones pueden comprobarse fácilmente en los estudios utilizados para la realización de la norma europea de producto.

Mapa
Llamada
Email
Acerca de